Artículos

"Qué curioso"

La frase más excitante que se puede oír en ciencia, la que anuncia nuevos descubrimientos, no es “¡Eureka!” (¡Lo encontré!) Sino “Qué curioso...” Isaac A Simov

Qué curioso” encontrar una metodología que haga que cualquiera que tenga voluntad de aprender y cambiar, logre el éxito en sus dos principales aspectos de la vida: El Personal y El Profesional.

Me atrevo a expresar “Que Curioso”, ante esta metodología de aprendizaje y transformación, ya que un gran número de personas al día de hoy no lo creen posible, y probablemente, nunca lo lleguen a creer; primero porque esta metodología requiere de acciones personales que implicarán una enorme responsabilidad propia y, segundo porque necesariamente, obliga a sus practicantes a crear el hábito fuerte de salir constantemente de la “Zona de Confort”. ¡UF Y ESTO DUELE!

Cuando una acción realizada conscientemente duele o incomoda, normalmente nuestros cerebros más primitivos (Límbico y Reptil), prenden las alarmas de la supervivencia y la conservación procurando así evitar el dolor. Ha sido así, es así y seguirá siendo así, a menos que entendamos el proceso y nos esforcemos desde el cerebro racional (Neocortex), a construir una nueva programación o improntas mentales, para enrumbar la vida hacia el éxito pleno.

Esta metodología inicia cuando la persona con voluntad de cambio real comprende sus improntas (Programación mental) y desde allí, define objetiva y conscientemente sus verdades, necesidades e intenciones; de lo contrario la lucha será torpe, confusa e insatisfactoria, porque no se han definido claramente las propias intenciones de vida, sueños y anhelos más apasionados. Algunos tratan de tomar atajos cambiando solo los objetivos, pero olvidan que cualquier nuevo objetivo seguirá anclado a las verdades, necesidades e intenciones añejas. Por ejemplo, si alguien desea hacerse rico vendiendo partes eléctricas y pasado un tiempo no lo logra, entonces buscará un nuevo producto o medio para alcanzar su riqueza (incluso aun cuando este medio en ocasiones pueda no ser el más ético), ya que sus objetivos están anclados a necesidades poderosas que lo mueven fuera de la racionalidad, y en algunos casos, lograr la meta lo es todo. Por lo tanto para esa persona, esos son los objetivos que necesita cumplir (sin importar las consecuencias), para sentirse aceptado, preferido, para demostrar cuánto vale o qué tan poderoso puede ser, en definitiva lo que se busca es satisfacer al Ego.

Cuando alguien decide iniciar el proceso de descubrir sus improntas, verdades, necesidades e intenciones, ha optado por un camino realmente fascinante. Sin duda podrá ser un camino doloroso, pero es un viaje de exploración, transformación y renacimiento, en el que no solo conocerá cómo ha sido programado, sino que entenderá porqué es como es, sus potencialidades y, por fin, de una manera mucho más consciente y en control de sí mismo, podrá redefinir sus verdades, necesidades e intenciones.

Para quienes tienen claras sus intenciones, la redefinición de objetivos no es drástica, es un pequeño golpe de timón en la ruta; para muchos otros cambiar objetivos es dificilísimo, prácticamente imposible. Muchos ni se lo cuestionan.

Existen personas que no son capaces ni de imaginarse haciendo otra cosa, que no sea lo que han venido haciendo habitualmente. Estas personas han hecho de su profesión (Objetivo) su esencia, su verdad, su intención, y no conciben otras acciones (Objetivos) en su vida, que no sean las que venían realizando, ya que son estas las que le dan identidad.

Como seres humanos que buscamos el éxito, es más fácil que lo encontremos cuando nuestras verdades e intenciones están firmes, pues habrá cientos de caminos que nos llevarán a él, por lo cual tendremos muchas más probabilidades de cumplir nuestra intención. Nunca dejemos que lo que vivimos en el pasado, por más doloroso que sea, nos castre el presente, porque de ser así, no estaremos viviendo para satisfacer al adulto que somos, sino al niño que sufrió en el pasado.

Todo esto hará que nuestros objetivos surjan de lo más profundo de nuestro SER, intenciones y necesidades, con conocimiento pleno de nuestras fuerzas y puntos de mejora, en autoaceptación y autocontrol profundo; recordemos que las demás personas que no aplican esto, forman parte de ese monstruo social que tratará de imponernos los objetivos, sobre todo cuando nos vean débiles e incapaces, de establecerlos y defenderlos por nosotros mismos.

Por último esta metodología nos permitirá combatir los cuatro enemigos más poderosos que encontraremos en este camino y, que nos tratarán de seducir para que nos desviemos de nuestras intenciones:

1 La Lucha contra nuestro niño o adolescente en sufrimiento: Este personaje sigue viviendo en nuestra mente subconsciente, por lo cual debemos combatirlo reprogramándonos a fin de hacer que haga las paces con nuestro “YO” adulto.

2 La Lucha con nuestro Instinto animal: recordemos que somos producto de la evolución de millones de años y, aunque seamos los seres más evolucionados sobre la tierra, todavía llevamos un cerebro primitivo, que es instintivo, que actúa en muchas ocasiones sin nuestra consciencia. Estos instintos son ciegos ante lo que puedan ocasionar al futuro, son muy primitivos. La persona equilibrada y exitosa busca un balance entre satisfacer a su YO animal y su YO humano; no podemos olvidar nuestros instintos animales porque son parte de nuestro YO humano, pero cuando el mamífero interno nos domina, la vida misma se vuelve automática y caótica: Imposible lograr el éxito así.

3 La Lucha contra la Imposición Social de roles: La sociedad puede llegar a ser nuestro tercer enemigo, tratando de imponernos sus reglas y roles, para evitarlo debemos definirnos antes de manera consciente. Cuando un joven se gradúa, de inmediato le es definida un área de trabajo, un estilo de ropa, empresas en donde trabajar, amistades que frecuentar y hasta personalidad por desarrollar. Ese será su rumbo a menos que él o ella, tengan claras sus intenciones y objetivos.

4 La realidad Física: El cuarto enemigo pasa a ser, todo aquello que percibimos a través de los sentidos y llamamos “realidad”. Nos han programado para que percibamos y operemos bajo ciertas condiciones y/o leyes de tiempo, espacio y esfuerzo determinado. Estamos programados para creer y pensar que tenemos que contar cada minuto y segundo, que tenemos que aprovecharlos y sacarle el máximo provecho, pero mientras luchamos por hacerlo, dejamos de disfrutar el camino. También tener los espacios adecuados para obtener nuestras intenciones y, la creencia institucionalizada de que debemos esforzarnos enormemente (realidad física), si realmente queremos lograr algo importante; y en realidad olvidamos el factor más importante de todos: El poder y las leyes del Universo, que constituyen una fuerza superior que regula y orquesta todo, en forma tan perfecta, aunque no parezca a tenor de la realidad física que experimentamos. Simplemente recuerden las diferentes ocasiones en las que han trazado un plan para hacer algo, y el mismo se ha visto modificado en innumerables ocasiones, sin embargo al final del camino el resultado fue satisfactorio. Allí es donde cabe la frase “El hombre propone y el universo (Dios) dispone”.

Lo cierto de todo lo aquí planteado, es que a lo largo de nuestra existencia física, hemos sido programados desde niños, para buscar ciertas metas que nos llevarán al éxito, pero pocos se detienen a cuestionar y analizar esas creencias, lo que nos lleva a vivir de forma automática, repitiendo el mismo patrón de comportamiento una y otra vez. Las personas realmente exitosas, son conscientes de su impacto en los demás y buscan transmitir, los mejores valores y esquemas de pensamientos, pero por sobre todas las cosas, aprenden a hacerse conscientes, del altísimo grado de responsabilidad (ineludible diría yo), que tienen en la creación de sus resultados. Parafraseando a un gran autor, los exitosos entienden al pie de la letra “Tengo lo que soy”.

Msc. Jesús Soto

Consultor – Director

e-mail: jesussoto@zomoz360.com

twitter: @jvsoto

Instagram: @jvsotom

Facebook: Mars 360consultores


 

Jesús Soto

Consultor Director de Mars 360° Consultores C.A, Licenciado en Ciencia & Artes Navales (Mención Administración y procesos Logísticos), Abogado, Conferencista, Life Coach, Especialista en Planificación & Métodos, experto en Programación Neurolingüística PNL , Liderazgo y Gerencia del Capital Humano.

Sobre Nosotros

MARS 360º CONSULTORES es una empresa de consultoría estratégica gerencial y ejecución de proyectos. Nacimos con el propósito de estimular, inspirar y promover iniciativas en su negocio que lo eleven a un nivel superior de desempeño.

Integramos una solución completa, liberándolo de tener que atender múltiples proveedores, pero permitiéndole seguir cada latido de su proyecto en cualquier momento y lugar.

Síganos