Artículos

"La Resistencia: Nuestro peor Enemigo"

    Nuestro cerebro diariamente produce más de 60.000 pensamientos (la mayoría de estos son repetidos), los cuales van acompañados en muchos casos de emociones, que liberan nuestra imaginación, para desarrollar y crear, situaciones y episodios (la mayoría de ellos negativos), que no han sucedido, pero que se están gestando en nuestro interior y que dependiendo, de la fuerza y energía que se le impriman, probablemente podrán transformarse en una desagradable realidad.

    Aún en muchas ocasiones, en las que estamos conscientes de que nuestros pensamientos crean nuestra realidad, y que la emoción y sentimientos que generamos, nos llevan a desarrollar sustancias en nuestro cuerpo que pueden resultar perjudiciales y hasta mortales (Neuropéptidos), somos arrastrados sin darnos cuenta, a ese terrible laberinto de la auto-destrucción.

    La Dra. Candance Pert en los inicios de los años 70, descubrió que existen unas moléculas (llamadas Neuropéptidos), que se originan como consecuencia de la sinapsis que realiza nuestro cerebro. Éste, produce alrededor de 100 Neuropéptidos, que se encargan de enviar información a los receptores en nuestras células, las cuales a su vez, tienen la función de llevar mensajes a todo nuestro cuerpo. Es importante entender que nuestro cerebro funciona como una red de comunicación, no existe nada aislado en nuestro cuerpo, es decir, cerebro, cuerpo, conciencia (espíritu), están interrelacionados y el uno funciona asociado a los otros. Estas moléculas, van a producir diferentes sustancias que inciden y afectan nuestro cuerpo. Veamos un ejemplo: si nuestros pensamientos más comunes, generan emociones de rabia o estrés, el Neuropéptido que se produce activa una sustancia llamada Cortisol, la cual en exceso, puede causar trastornos en nuestro cuerpo, afectando las funciones que lo regulan. La producción reiterada de esta sustancia, puede crear un aumento en el almacenamiento de células adiposas, ocasionando aumento de peso a largo plazo. También afectan al sistema inmunológico, haciendo al cuerpo más propenso a las infecciones y virus. Ralentiza el pensamiento y su capacidad de respuesta rápida.

     Lo curioso, es que aun conociendo estos datos y sabiendo, que los pensamientos y emociones negativas alteran nuestra mente, afectan nuestro cuerpo y debilitan nuestro espíritu, permitimos que estos se repitan una y otra vez, día tras día, haciéndonos adictos a éste comportamiento auto-destructivo. ¿La razón o motivo? ¡Simple! Existe en cada uno de nosotros, un enemigo que habita en nuestro interior. Éste personaje nefasto, sigiloso, intenso y peligroso, es el que sin darnos cuenta, nos aleja cada día de la dicha y autorrealización, ¿su nombre?: RESISTENCIA.

      Esta palabra en su etimología tiene variedad de acepciones, de hecho la R.A.E. la define según el ámbito en el que será utilizada como: a) Acción y efecto de resistir o resistirse. b) Capacidad para resistir. c) Conjunto de las personas que, generalmente de forma clandestina, se oponen con distintos métodos a los invasores de un territorio o a una dictadura. d) En el psicoanálisis, oposición del paciente a reconocer sus impulsos o motivaciones inconscientes. e) En electricidad, dificultad que opone un circuito al paso de una corriente. f) La resistencia pasiva, que es la renuencia a hacer o cumplir algo. Entre otras definiciones.

    Específicamente en el caso que nos ocupa, la palabra RESISTENCIA y su significado, van asociados a la negación, auto sabotaje y temores que poseemos en nuestro interior, los cuales nos detienen al momento de realizar acciones, que pueden implicar un esfuerzo, vencer un miedo, mejorar nuestra condición física o simplemente, emprender un viaje. 

    La RESISTENCIA se nutre con los sentimientos y emociones negativos, estos nos acompañan día a día, frenando y deteniendo nuestro desarrollo, como seres libres y auto-determinados. Suele actuar de forma muy silenciosa, minando nuestros pensamientos con una lista de excusas por las cuales no debemos o no podemos ejecutar una acción. Por ejemplo, si toda la vida hemos soñado con viajar y conocer un determinado lugar, la RESISTENCIA, aparece como un genio cuando se frota la botella, para hacerte ver todas las razones, no convenientes, por las cuales NO debes emprender ese viaje. Así van pasando las semanas, meses y años, hasta que tu vida está por extinguirse, y te das cuenta de que nunca cumpliste ese sueño o deseo de viajar, y créeme que al sopesar las razones, entiendes (obviamente muy tarde) que ninguna era realmente de peso, y que todas estuvieron llenas de miedos, dudas y desconfianza.  

      Aun cuando parezca que la RESISTENCIA es un enemigo imposible de vencer, existen formas de minimizar y debilitar su influencia en nosotros. Evidentemente debe existir una férrea voluntad de cambiar nuestros hábitos de pensamientos y emociones, para comenzar a generar Neuro-Péptidos, que segregarán las sustancias que nos ayudarán a mantener nuestro cuerpo saludable y libre de enfermedades. No es sólo importante mejorar nuestro comportamiento, por un tema de bienestar mental y emocional, sino además por un tema de bienestar físico.

      La pregunta a responder: ¿Cómo venzo a la RESISTENCIA? ¡Simple! 

  • Cambia la información que recibes diariamente. Evalúa si esa información es realmente necesaria o indispensable en tu vida, un ejemplo de información tóxica: Las noticias, crónicas de sucesos, vida de los famosos, etc. ¡Ojo! no se trata de desconocer la realidad, sino de elegir qué tipo de información se quiere mantener repetidamente en nuestro cerebro. 
  • Evita conversaciones negativas y destructivas. Sé que este es un tema delicado, pues muchas veces nos preguntamos si para dejar de tener actitudes o pensamientos tóxicos, debo dejar de frecuentar a mis familiares o evitar hablar con mis amigos. Y si es mi jefe quien se comporta de forma tóxica ¿cómo lo evado? Sin embargo no se trata de que te vuelvas un ermitaño o que huyas cuando alguien se te acerca a hablar, simplemente, no te enganches en las conversaciones tóxicas y poco productivas de tus seres queridos, amigos o del jefe, por el contrario introduce temas positivos, optimistas y alegres, cambia el sentido de la conversación, pronto ellos se distraerán de su toxicidad y pasarán a elevar sus emociones, sin que lo noten. Sin dejar de reconocer la realidad que se vive, se pueden crear conversaciones y situaciones favorables, que enriquezcan tus emociones. 
  • Lee, lee y lee. Sólo la lectura nos permite desarrollar el SER, obviamente la idea no es leer temas que te carguen de tensión, estrés o depresión. Escoge lecturas amenas, que eleven tu autoestima, inteligencia emocional y espiritualidad. Además de enriquecer tu vocabulario y desarrollar tu cerebro, obtendrás herramientas que te permitirán manejar de forma inteligente y serena, aquellas situaciones difíciles de enfrentar. 
  • Escucha la música que conecta con tu SER. Está comprobado que la música nos hace vibrar, eleva las endorfinas (Neuro-Péptido responsable de sentirnos en bienestar), potencia nuestro hemisferio derecho (encargado de nuestro pensamiento holístico), nos calma, alegra y emociona, por tanto nos llena de felicidad. Si somos felices las probabilidades de desarrollar enfermedades disminuyen considerablemente. 
  • Medita cada día. Erróneamente tenemos un paradigma, que nos ha hecho creer que la meditación está reservada para monjes, iluminados y religiosos, pues nada más alejado de la realidad. La meditación permite que mente, cuerpo y espíritu, logren una conexión única, elevando nuestro SER a un nivel de autoconocimiento, relajación y paz, que nos permite encontrar solución a situaciones y conflictos, que en un estado de alteración y estrés, jamás habrían llegado a nuestra conciencia. Recuerda todo en nuestro Universo es Energía (y por supuesto nosotros también lo somos en toda nuestra existencia). 
  • Ejercita tu cuerpo. Cuando hacemos algún tipo de actividad física, no sólo activamos nuestro metabolismo y quemamos calorías (cosa que a todos deseamos lograr, puesto que nos ayuda a bajar de peso), sino que además libera nuestra mente, nos lleva a un estado de relajación, obtenemos paz mental y a la vez, estimulamos la capacidad de generación de respuestas de nuestro cerebro. Hacer actividades al aire libre, te permite conectarte contigo y con tu entorno. Si te gustan los animales, aprovecha la ocasión y pasea con tu mascota, o sal a jugar al parque y comparte con tus hijos, invita a tus amigos a hacer actividades al aire libre. Cualquier ocasión es una buena razón para disfrutar de la naturaleza y nuestro cuerpo. 
  • Por último define tu Propósito. Esta es una de las tareas más difíciles, puesto que nos adentramos tanto en vivir en una realidad física, dominada y creada por el inconsciente colectivo, que se nos olvida conectar con nuestro Yo Superior o fuente, ese que al final de todo nos dice a qué vinimos a éste Planeta, cuál es la razón de nuestra existencia, por qué nacimos aquí y ahora, y cómo dejaremos un legado no sólo a nuestras familias, sino a nuestro entorno. El descubrir nuestro propósito nos permite vivir la vida con una conciencia desarrollada, respetando y dando valor a nuestro SER y a quienes nos rodean, nos permite estar la mayor parte del tiempo felices y sobre todo, a vivir la vida con pasión. Cuando descubrimos nuestro propósito, nuestro mundo se ilumina, nada nos distrae ni desenfoca, las dificultades son siempre superables y la esperanza jamás se desvanece, crece nuestra certeza y nuestra existencia cobra sentido. “Los días más importantes de tu vida son: el día en que naces y el día en que descubres por qué” Mark Twain.

      Recuerda siempre, que alcanzar o hacer aquello que deseas, sólo dependerá de qué tanto estés dispuesto a vencer a tu propia RESISTENCIA. “No digas NO PUEDO ni en broma, porque el inconsciente no tiene sentido del humor, lo tomará en serio y te lo recordará cada vez que lo intentes” Facundo Cabral.

Adriana Maldonado
Consultora Directora
e-mail: adrianamaldonado@zomoz360.com
Twitter: @360mars – @Adra_Maldonado
Web: www.zomoz360.com
 

 

Adriana Maldonado

Consultora Directora de MARS 360° CONSULTORES, C.A. Directora del Eje de Imagen Corporativa, Capacitadora y Consultora Especialista en las área de Imagen Corporativa, ATC y Negocios. Editora de la revista "360° de Visión Empresarial".

Sobre Nosotros

MARS 360º CONSULTORES es una empresa de consultoría estratégica gerencial y ejecución de proyectos. Nacimos con el propósito de estimular, inspirar y promover iniciativas en su negocio que lo eleven a un nivel superior de desempeño.

Integramos una solución completa, liberándolo de tener que atender múltiples proveedores, pero permitiéndole seguir cada latido de su proyecto en cualquier momento y lugar.

Síganos