Artículos

Pellentesque habitant morbi tristique senectus et netus et malesuada

"¿Conoce la Empatía? Quizás nos pueda salvar"


“Las tres cuartas partes de las miserias y malos entendidos en el mundo terminarían, si las personas se pusieran en los zapatos de sus adversarios y entendieran su punto de vista”. -Mahatma Gandhi

    El autoconocimiento, el autocontrol y la automotivación proporcionan la posibilidad de utilizar, de “forma inteligente”, los sentimientos propios.


    Son las que determina el “dominio de uno mismo”. Covey, en “Los Siete Hábitos de la gente Altamente Efectiva” (1998), aunque con otro sistema de aptitudes, llama a esta etapa la “Victoria Privada”.


     Las restantes dimensiones y aptitudes de la Inteligencia Emocional (IE) son las que, en palabras de Goleman, determinan “el manejo de las relaciones”.


     Percibir lo que otros siente, sin decirlo, es la esencia de la empatía. “Saber ponerse en el lugar del otro”, sencillo ¿verdad? Pero la empatía significa mucho más, ya que es considerada como un conjunto de capacidades que empieza en uno mismo (sin la capacidad de darnos cuenta de nuestros sentimientos, jamás podremos contactar con las emociones y estado anímico de los demás) y, que nos permite reconocer y entender las emociones de los demás.


     De ahí que D. Goleman considerara la empatía como el “Radar Social”.


     La empatía supone que entramos en el mundo del otro y vemos las cosas desde su punto de vista, le escuchamos y sentimos sus sentimientos.


     Pero ¡cuidado! La capacidad de ponerse en el lugar del otro no quiere decir que compartamos sus opiniones, ni que estemos de acuerdo con su manera de interpretar y vivir la realidad.


     La empatía requiere, cuando menos, saber interpretar las emociones ajenas; en un plano más elevado, incluye percibir las preocupaciones o los sentimientos del otro y responder a ellos. En el nivel más alto, la empatía significa comprender los problemas e intereses que subyacen bajo los sentimientos del otro.


   Esta virtud requiere también aprender a alejarse del “yo”, mis excusas, razones, ideas, pensamientos, para pensar desde la óptica del otro. Este aprendizaje hace que se amplíen las percepciones y se evite juzgar a los demás cegándose en un punto de vista.


     La empatía permite conocer y comprender mejor a las personas a través del trato cotidiano, de esta forma se mejora en familia, obteniendo una mayor colaboración y entendimiento entre todos; con la pareja la relación es cada vez más estable y alegre; con los amigos garantiza una amistad duradera; con los conocidos abre la posibilidad a nuevas amistades; en la empresa ayuda a conseguir una mayor productividad al interesarnos por los empleados y compañeros.


    Ahora bien, la gran interrogante que cabría formularnos, es como desarrollo un alto nivel de Empatía?


    Cuando Paola, una niña de apenas nueve meses de edad, vio caer a otro niño, las lágrimas afloraron a sus ojos y se refugió en el regazo de su madre, buscando consuelo, como si ella misma se hubiera caído. José, un niño de quince meses, le dio su osito de peluche a su apesadumbrado amigo Pedro, pero al ver que éste no dejaba de llorar, le arropó con una manta. Estas pequeñas muestras de simpatía y cariño, fueron registradas por madres que habían sido específicamente adiestradas, para recoger in situ esta clase de manifestaciones empáticas.


     Los resultados de este estudio parecen sugerirnos, que las raíces de la empatía se retrotraen a la más temprana infancia.


     ¿Por qué algunos de nosotros ya no tenemos empatía?   


     Sencilla y llanamente porque seguimos patrones de conducta sociales, manipulados por el poderoso EGO.   


     Yo, primero yo, segundo yo, tercero yo y lo mío y cuarto yo, quizás alguien allegado.   



  • Para volver a desarrollar esta poderosa herramienta que es la empatía debemos:En primer lugar escuchar con la mente abierta y sin prejuicios; prestar atención y mostrar interés por lo que alguien le está contando, ya que no es suficiente con saber lo que el otro siente, sino que tiene que demostrárselo; no interrumpir mientras le está hablando y evitar convertirse en un experto, que se dedica a dar consejos en lugar de intentar sentir lo que el otro siente.



  • En segundo lugar debe desarrollar la habilidad de descubrir, reconocer y recompensar las cualidades y logros de los demás. Esto va a contribuir, no solamente a fomentar sus capacidades, sino que descubrirá también, su preocupación e interés por la otra persona.


     Antes de dar su opinión sobre el tema, debe esperar a tener información suficiente, asegurarse que la otra persona le ha contado todo lo que quería, y de que usted ha escuchado e interpretado correctamente lo esencial de su mensaje.   


     De igual forma debemos tratar de hacer siembras positividad en los demás.    


     ¿Cómo? Intentando siempre encontrar el lado positivo de cada persona.


     Incluso en las más negativas (Las Toxicas).


     Si siembra positividad en su entorno, ellos le devolverán también mensajes cada vez más positivos. El ambiente negativo, volverá a ser progresivamente positivo... Intente descubrir el lado bueno de las cosas. Persevere en ver las cosas buenas de la gente, intente comprender y ser generoso con sus cosas menos buenas.


     Intenta actuar positivamente en pequeños detalles de la vida diaria en tu relación con los demás. Dale Carnegie escribió a principios del siglo XX, una obra que en los Estados Unidos llegó a ser más leída que la Biblia, Se titulaba "Cómo ganar amigos e influir sobre las personas" y en realidad, fue un tratado para un país, que utilizó su filosofía y método para triunfar profesionalmente a través de un ideario, para mejorar las relaciones humanas.


     Carnegie se fijaba en los pequeños detalles y su gran capacidad para influir positivamente en las personas. Aunque es un libro ya viejo, le invitamos a que lo lea.


    Por último, concluyo estas líneas recordándole, que solo con esta herramienta con la cual todos nacemos, podríamos eliminar esos abismos ideológicos que nos han llevado por siglos a destruirnos.


Msc. Jesús Soto
Consultor Director
Twitter: @360mars -@jvsotom
Facebook: Mars 360consultores
Web: www.zomoz360.com


 

Jesús Soto

Consultor Director de MARS 360° CONSULTORES, C.A. Director del Eje de Capital Humano. Capacitador y Consultor Especialista en las áreas de Capital Humano, Liderazgo y Gerencia. Miembro Honorario de la Revista "360° de Visión Empresarial".

Sobre Nosotros

MARS 360º CONSULTORES es una empresa de consultoría estratégica gerencial y ejecución de proyectos. Nacimos con el propósito de estimular, inspirar y promover iniciativas en su negocio que lo eleven a un nivel superior de desempeño.

Integramos una solución completa, liberándolo de tener que atender múltiples proveedores, pero permitiéndole seguir cada latido de su proyecto en cualquier momento y lugar.

Address

Twitter, Inc.
795 Folsom Ave, Suite 600
San Francisco, CA 94107
P: (123) 456-7890

Newsletter